20/4/11

Umineko no naku koro ni Shi: EP1 Checkmate of the golden witch

bb3fc9898cdc77dc4e2ae475599728d792cccac7

EP1: Checkmate of the golden witch.

Solo quedan 5 supervivientes: George, Maria, Jessica, Hideyoshi y Kanon.

Krauss, Natsuhi, Genji, Battler, Rosa y Kinzo murieron en el primer atardecer.

Rudolf y Kyrie murieron en el segundo atardecer.

Shannon en el cuarto atardecer.

Kumasawa en el quinto atardecer.

Eva en el sexto atardecer.

Nanjo en el séptimo atardecer.

Gohda en el octavo atardecer.

“En el noveno atardecer, la bruja revivirá y nadie quedará con vida.”

Esa frase atormentaba a las 5 personas que quedaban allí, al tal punto de incluso sospechar entre ellos. Y por supuesto, de creer en la leyenda de la bruja...

Hideyoshi portaba un arma de la colección Kinzo, pero no tenía mucha confianza, al fin y al cabo ese asesino había matado a Rudolf, Kyrie, Eva y Gohda, los cuales portaban las demás armas.

En ese momento sería prudente coger todas las armas y armar a los supervivientes restantes, pero tocar las pruebas podría perjudicar a la policía.

Algunas de las armas , como las de Eva y Gohda, habían disparado, pero ¿A quien?

La de Eva estaba completamente vacía

George quería ir a lavarse la cara, pero después de tantos crímenes, era muy peligroso ir solo, así que le acompañaron Jessica y Kanon. Hideyoshi se quedó sentado en un sofá en el salón, con la guardia alta, y protegiendo a Maria que se había quedado dormida en sus rodillas.

Por supuesto, ir desarmado era muy peligroso, así que Jessica se encargó de coger un bastón con una bola de oro macizo en el mango y la figura de la cabeza de un águila grabada en ella. También se puso su puño americano por si la desarmaban. Y entraron...

Hideyoshi estuvo alerta, por si alguien cruzaba la puerta, aunque su mente estaba muy inactiva por la falta de descanso.

Eventualmente... esa puerta... se abrió... y entró una joven chica... con ropa de mesera...

Era Shannon...

“Hoh, Shannon chan, bienveni...” Repentinamente Hideyoshi dejo de hablar. Él, Maria, Kanon, George y Jessica... 5 personas... aún así... delante de él... ahora mismo... una persona que no debía estar viva estaba allí...

Algo no iba bien... esa persona... esa persona que estaba cruzando la puerta... ¡Esa misma tarde la encontraron muerta en un charco de sangre junto a Kumasawa!

Hideyoshi soltó un grito... no sólo era por la impresión... justo cuando los jóvenes llegaban al salón... esa persona que debió haber muerto hace algunas horas... estaba allí... ¡Perforando el pecho de María y arrancándole el corazón!

Hideyoshi colapsó de la impresión... su corazón dejó de latir... y cayó al suelo...

Pero en realidad no colapsó... Shannon... ella... con un rápido movimiento... ¡Le había roto las venas del cuello con un locus violeta y con el corazón de María aún en la mano!

En apenas unos segundos... delante de los 3 jóvenes... 2 vidas habían sido arrebatadas por alguien... ¡Por alguien que había muerto! ¡Nanjo certificó su muerte! ¡Era imposible que estuviese viva aún sin un análisis forense!

Shannon se percató de la presencia de los jóvenes... en ese momento ella...

Rió.

Rió y salió corriendo.

“¿Shannon?” Murmuró George, mientras se acercaba desconsolado a los 2 cuerpos. “Papá... María-chan... uwaaaaaaaaaa”

Todos estaban conmocionados, pero si ella era la culpable no podrían simplemente dejarla escapar.

“Quedaos aquí, yo iré tras ella.” Dijo Kanon, mientras de su brazo emergía una especie de cuchilla roja.

“Eso es... déjame ayudarte, Kanon-kun.” Le contestó Jessica mientras le agarraba el brazo.

“Señorita, solo tengo una petición, quédese aquí... yo... le prometo que volveré...” Le respondió Kanon.

“Pero Kanon... tú no... y si es una trampa o algo-” Jessica siguió sollozando en los brazos de Kanon.

“¡SEÑORITA!” Kanon lo dijo con una voz violenta... pero no era violencia dirigida a Jessica, si no todo lo contrario... “Señorita... quesede aquí con George, seguiré a Shannon, aunque sea una trampa... yo ciertamente derrotaré a todos los enemigos. Confía en mi... este será mi ultimo servicio... como mueble.”

“Está bien... porque yo confió en tí, Kanon-kun... ve tras ella.”

Kanon no dijo nada... aparentemente, pero Jessica vio como los labios de Kanon se movían aún sin decir nada.... pero que decía... ¿cuidado?... no, eso no... ¿te amo? Era algo imposible de saber...

Kanon hizo una reverencia y fue tras Shannon. Jessica se secó las lagrimas y volteo para ver a George, el cual estaba bastante conmocionado... pero no por Shannon, sino por la muerte de su padre y Maria.

“Debe ser duro para ti... que la persona a la que amas... haya matado a todos e incluso a tus padres...” le murmuró Jessica.

“No es eso.” Las palabras de George eran inesperadamente firmes. “No es eso... porque esa mujer... no era Shannon...”

“¿Como puedes estar tan seguro?” le pregunto Jessica. “¡Esa persona era Shannon!”

“NO... ella... no haría algo tan terrible.” George puso una sonrisa amarga en su cara. “Jessica, he de pedirte algo... quedate aquí, iré al salón de sirvientes, estoy seguro de que la verdadera Shannon está ahí.”

Jessica diría algo como “es mejor estar todos juntos, es peligroso vagar solo por la mansión” pero los ojos llenos de decisión de George hacían que cualquier cosa que le dijera simplemente rebotara como una pelota de goma.. Es por eso que lo dejó ir.

“¿Necesitas algún arma? Toma este bastón, yo me puedo defender con mis nudillos.” Dijo Jessica, mientras ponía el bastón de la cabeza de águila en sus manos.

“Gracias, Jessica. Ten cuidado... cuando las gaviotas lloren por la mañana, espero verte de nuevo. Por supuesto a Kanon también. Te lo prometo.”

“Por supuesto, George, no lo olvides... porque es una promesa.”

Despues de estas ultimas palabras, George salió corriendo del salón en dirección al salón de sirvientes... pero en mitad del camino... justo cuando estaba subiendo las escaleras...

“¿Mariposas doradas?” Se dijo George a sí mismo. “Que tontería, mi mente debe fallar tras tanto cansancio y tantas muertes.” Cuando dijo eso, las mariposas se desvanecieron... justo delante de la sala de sirvientes...

En el salón, Jessica empezó a llorar al ver los cuerpos de Maria e Hideyoshi, con los que en el día anterior había jugado tan alegremente. Pero no podía hacer nada... porque los muertos no pueden volver a la vida... Estar junto a los cadáveres era duro, pero no podía irse de allí... en ese entonces, un brillo dorado empezó a aparecer en el salón... ¿qué era...?

Jessica preguntó “¿Quien está ahí?” pero nadie contestó, y, para cuando se había dado cuenta, el polvo dorado se había ido.

Jessica lo atribuyó al cansancio y tapó con una sábana los cadáveres de Hideyoshi y María, ya que le resultaba duro ver esa escena. Lamentablemente, no se puede tapar toda la sangre que había derramado.

En ese momento vio un brillo reflejado en la ventana, un brillo azulado... ¿o era violeta? De lo que estaba segura es de que eso no era un rayo...

Decidió acercarse a la ventana para ver lo que pasaba... y...

Locus... locus azules y violetas se dibujaban por todo el jardín de rosas, pero la espesa lluvia y la oscuridad de la madrugada impedía ver lo que pasaba. Pero supuso que eran Kanon y Shannon peleando.

La velocidad era increíble... algo impensable... ¿Era magia? ¿Beatrice?

Repentinamente... uno de los colores se dejó de dibujar... ¿que había pasado? ¿Kanon había ganado, o había perdido? No se podía saber...

En otra parte de la mansión, George ya había llegado a la puerta de la sala de sirvientes... ese terrorífico circulo mágico dibujado con pintura roja seguía dibujado allí... María dijo algo sobre él, pero su mente se sentía entumecida y no podía recordar...

Pero en la puerta, George se dio cuenta de que... más pintura roja había aparecido... era fresca sin lugar a dudas... como si hubiesen re-dibujado el circulo mágico...

“Por mucho que pensara, no llegaría a ninguna conclusión”, fue lo que se le vino a la cabeza a George, así que dejó de estar parado frente a la puerta y entró a la sala de sirvientes...

Solo estaba Kumasawa allí... el cadáver de Shannon... ¡No estaba!

George cambió su expresión a una mucho más amarga, y empezó a recordar a Jessica y a Kannon, que ahora mismo están solos...

Cuando se iba a ir se dio cuenta. Una especie de carta con el símbolo del águila de una sola ala estaba allí... en donde debía estar el cuerpo de Shannon.

Geroge pensó que se debió caer a Shannon, o que ella la había escrito, así que la cogió y la abrió...

No tenía el sello del anillo del líder... ni restos de cera... ciertamente esta carta nunca había sido cerrada, corriendo el riesgo de que cambiaran el contenido. “Pero eso no tendría mucho sentido”, pensó.

Dentro había una especie de nota... y la sacó. En ella... una palabra, aparente escrita a mano con una letra bastante grande, lo que hacía pensar en que fue escrita a mucha velocidad, probablemente en un momento de peligro...

George reconoció el tipo de letra... y no era la de Shannon...

“M...Madre...” Murmuró George... Sin duda, esa palabra la había escrito Eva. “¿Pero... que significa esta palabra...?” Se dijo George a si mismo...

De repente... incontables mariposas doradas, no, incontables motas de polvo dorado se empezaron a reunir, formando una silueta humana... George... reconoció esa silueta.

Era Eva. Tenía un aspecto translucido, como si fuese un fantasma o una alucinación... pero aun así, George estaba conmocionado, y lagrimas empezaron a salirle de los ojos. Estaba viendo otra vez a su madre... que había muerto hacia unas horas... ¿Era un milagro? ¿Magia?

“Madre.... ¿eres tu? ¿de verdad estas viva?” A George se le amontonaban las preguntas.

“Lo siento, George, yo... ya estoy muerta...” Dijo, algo triste... Estoy aquí... para ayudarte...” Eva le señaló la nota. “esa nota la escribí yo... ¿no te das cuenta?”

“No entiendo, madre... ¿que significa esta nota?”

“Es una valiosa pista que te ayudará a resolver... el epitafio...” Respondió Eva mientras se desvanecía en polvo dorado...

“¡Madre! No te vayas, ¡madre!” George dijo eso en lagrimas.

“Nos volveremos a encontrar... si resuelves el epitafio. Te quiero, George...” Cuando terminó de decir eso, ya Eva había desaparecido...

¿Pero que tenía que ver esta palabra con el epitafio?

Y entonces... George se dio cuenta.

“¿Esto es... la respuesta del epitafio?”

George no tardó en encontrar la respuesta y resolver el acertijo. “¿Así que esto... es la respuesta?.” Se dijo a si mismo.

Y marchó... hacia la sala del oro. Más que la mansión, parecía la gruta de una mina abandonada, o algo parecido, en la entrada a esta “mina”, de nuevo, el polvo dorado se reunió y formó una silueta humana, nuevamente era Eva.

“Como esperaba de mi hijo... resolver el acertijo de manera tan rápida... vamos, date prisa, cuando el reloj marque las 24:00 la bruja resucitará...”

Nuevamente, George se quedó sorprendido... su madre estaba en frente de el, a pesar de que la había visto muerta. El hecho de tenerla delante significaba que ciertamente estaba viva... aunque en realidad no fuera así.

“Madre... ¿de verdad, este camino lleva a... la aldea del oro?” Preguntó George dudoso.

“Esta bien, sígueme, pronto descubrirás algo maravilloso e increíble.” Eva hizo señas a George para que lo siguiera.

Ambos avanzaron por el frio túnel hasta que divisaron una sala. Una vez llegaron a ella, George contemplo que era maravillosa, y totalmente inesperable que apareciera tras un gruta tan oscura y húmeda. Parecía un dormitorio más de la mansión pero...

...Al lado de la cama... incontables lingotes de oro reposaban amontonados, como formando un lingote de oro gigante ¿Es este el oro de la bruja, el oro oculto?

“Felicidades George” Eva felicitó a su hijo, con una sonrisa cálida.

“Con este dinero... podré tener una vida feliz y cómoda con Shannon” George murmuró esto... a pesar de que ella había matado a María y a su padre, y posiblemente a todos los demás. el... se había vuelto loco... y era lógico, nadie con su edad soportaría la muerte de 15 personas, incluyendo sus padres, y mucho menos soportaría el hecho de que aquella persona a la que había confesado su deseo de casarse en la pergola de jardín algo más de un día antes... Era la culpable.

Eva puso una expresión de disgusto. A ella nunca le gustó la relación de Shannon y George... y justo cuando pensaba en ello... George vio una nota sobre la pila de oro. Tenía su nombre grabado en el dorsal.

Eva lo había puesto ahí... era la verdad sobre Shannon, la verdad sobre la familia Ushiromiya, y la cantidad de mentiras que ese apellido cargaba. George puso una expresión de ira en su rostro... parecía murmurar algo como 'venganza'... Y en ese momento... Eva se convirtió en Eva Beatrice. Como si una tormenta de polvo de oro se hubiese desatado en la habitación...

“¿Madre?” Preguntó George.

“Yo ya no soy Eva Ushiromiya, soy Beatrice.” Eva Beatrice sonrió con orgullo.

“No puede ser... ¿Beatrice? Pero tu no pareces la bruja del retrato... tu eres... Madre...” George se mostró totalmente incrédulo.

“Eva Ushiromiya murió en el sexto atardecer... yo soy... Eva Beatrice... no soy tu madre, soy Beatrice, como has encontrado el oro, tengo el derecho de concederte cualquier cosa que lo digas...”

“Quiero... poder...” George musitó esto. “Poder para tomar venganza sobre la montaña de mentiras de los Ushiromiya.” El joven apretó sus puños con fuerza.

“¿Entonces esta es tu determinación? Entonces... te nombraré como mi sucesor.”

George Ushiromiya... Te reconozco como brujo interminable.

La sala del oro se desvaneció... en realidad no era así... era como si George se dividiera en 2 personas, y una de ellas, cargada de odio y poder mágico, apareció en una sala dorada llena de personas, mientras que la otra cayó inconsciente en la sala del oro...

Era como una fiesta, lleva de brujas, demonios, hombres cabras y demás seres imposibles. En una especia de atril, Beatrice estaba justo delante de George el cual... ahora tenía una vestimenta diferente... como una especie de capa con el símbolo del águila grabado en ella. Con un chasqueo de dedos de Beatrice, cuadros de George aparecía sustituyendo a los de la antigua Beatrice, y con otro chasqueo, un bastón, igual al que portaba Jessica apareció en las manos de George.

Todo el mundo estalló en aplausos. Y George bajó del atril para ir a la fantástica fiesta que había en esa especie de salón. En ese momento, muchos se le acercaron para felicitarle, pero alguien se paró a hablar con el... era una chica.

Su nombre era Lambdadelta.

“Resolviste algo tarde el epitafio, pero bueno, el próximo juego será todo tuyo, ¿no es eso maravilloso?”

“¿Podré tomar venganza de los Ushiromiya?” Le preguntó el recién nombrado brujo interminable.

“Por supuesto, pero tendrás que unirte a mi... pareces una pieza interesante... me divertiré mucho contigo” Tras decir esto, Lambdadelta soltó una gran carcajada.

“Esta bien acepto.” Dijo con firmeza.

“Pero he de advertirte, tendrás un rival que intentará negarte... su nombre es... Ushiromiya Battleeeeeeeeeeer. Hahahahahahahahaaaaaa”

Fin del EP1: Checkmate of the golden witch.

Resultados:

Krauss Ushiromiya: Murió en el primer atardecer.

Natsuhi Ushiromiya: Murió en el primer atardecer.

Sirviente Genji: Murió en el primer atardecer.

Kinzo Ushiromiya: Murió en el primer atardecer.

Battler Ushiromiya: Murió en el primer atardecer.

Rosa Ushiromiya: Murió en el primer atardecer.

Todos ellos fueron escogidos por la llave de la tierra dorada como sacrificios.

Rudolf Ushiromiya: Murió en el segundo atardecer. Perforado por la estaca de Mammon.

Kirie Ushiromiya: Murió en el segundo atardecer. Perforada por la estaca de Leviathan.

Sirviente Shannon: Murió en el cuarto atardecer. Perforada por la estaca de Asmodeus.

Sirviente Kumasawa: Murió en el quinto atardecer. Perforada por la estaca de Belphegor.

Eva Ushiromiya: Murió en el sexto atardecer. Perforada por la estaca de Satán.

Medico de cabecera Nanjo: Murió en el séptimo atardecer. Perforado por la estaca de Beelzebub.

Sirviente Gohda: Murió en el octavo atardecer. Perforado por la estaca de Lucifer.

Maria Ushiromiya: Murió en el noveno atardecer: la bruja, ya resucitada, perturbó el descanso eterno de uno de los muebles para llevar a cabo su masacre final.

Hideyoshi Ushiromiya: Murió en el noveno atardecer: la bruja, ya resucitada, perturbó el descanso eterno de uno de los muebles para llevar a cabo su masacre final.

Sirviente Kanon: Murió en el noveno atardecer: la bruja, ya resucitada, perturbó el descanso eterno de uno de los muebles para llevar a cabo su masacre final.

Jessica Ushiromiya: Desaparecida en el décimo atardecer. ¿Escapó, o fue pasto de la masacre?

George Ushiromiya. Superviviente.

El ganador es George Ushiromiya. Resolvió el epitafio, y fue recompensado por ello. Se proclamó nuevo brujo interminable y heredó todo lo de la familia Ushiromiya.

El epitafio fue resuelto cuando apenas quedaba tiempo, solo sobrevivió 1 persona... ¿o sobrevivió alguien más?